Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/En boca cerrada no entran moscas

Luego que los habitantes de los ocho barrios de Iztapalapa reviraron los señalamientos de la alcaldesa Clara Marina Brugada Molina y de la fiscal capitalina Ernestina Godoy Ramos, al presumir que la demarcación cuenta con más calles seguras, "eso es totalmente una mentira, los delitos son el ´pan nuestro de cada día´, los asaltos en sus diversas formas son cotidianos, la venta y tráfico de drogas, las balaceras y los homicidios, por eso no coincidimos con los comentarios de la alcaldesa, que cada día tiene sumida a Iztapalapa en la inseguridad, consideramos que este tipo de comentarios son una burla para la población". 


En el marco de la entrega de los Caminos Mujeres Libres y Seguras en la calle de Comonfort en el barrio de San Lucas, donde la alcaldesa morenista presumió la disminución de un 30 por ciento el homicidio doloso, 52 en lesiones dolosas por disparo de arma de fuego,  50 por ciento del robo a transeúnte, 55 por ciento el robo a pasajero, 48 por ciento el robo de vehículo y la violación en tres por ciento, los vecinos le entregaron un oficio donde le piden más vigilancia en los callejones y cerradas, que no están incluidos en el citado programa, por ejemplo el callejón Victoria prolongación Pachicalco, cerrada de Iturbide y Victoria, donde son altos los "focos rojos" de incidencia delictiva.

 

En el escrito los molestos habitantes de esta jurisdicción recalcaron "las cámaras del C-5 y las alarmas no funcionan, hace unos días unos delincuentes asaltaron una dulcería en Iturbide y una pizzería en Comonfort, asimismo, le exigimos que no se olvide del proyecto de utopía de biblioteca en donde se encuentra actualmente la coordinación territorial IZP-4, así como el museo de los  ocho barrios en un predio contiguo a la Parroquia de San Lucas, y que realice una consulta ciudadana acerca del Centro Social Tonantepétl donde se piensa edificar una utopía".

 

En ese sentido, los molestos ciudadanos recordaron que hace unos días fue encontrado el cadáver de una mujer "embolsada" a unas calles de la sede de la Alcaldía y de una Coordinación del Ministerio Público de la FGJCDMX, "por eso le decimos a Brugada Molina cuál seguridad, cuál Camino Seguro".

 

Por medio de las redes sociales las quejas ciudadanas se extienden a la abogada de la Ciudad de México Ernestina Godoy Ramos, a quien le reclaman la falta de atención a víctimas del delito, "podemos presumir que sus propios Ministerios Públicos son presuntos delincuentes, y de nada han servido sus acciones para la limpia de la corrupción en la Fiscalía local, hace cambios de Ministerios Públicos en las coordinaciones de Iztapalapa pero no han servido de nada, parece que viviera y actúa en otra dimensión, hay una completa descoordinación entre la alcaldía, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Fiscalía General de Justicia, por citar en Pachicalco los asaltos están a la orden del día, las mujeres no tienen seguridad, por eso decimos que esa clase de eventos para la alcalde Clara Brugada Molina son solamente para los reflectores y mejorar su imagen pública".

 

Aunque no solamente las quejas vecinas van por el tema de la inseguridad en la alcaldía, sino en la colocación de luminarias donde la vecina Diana Reyes refiere, "con los apagones intencionales, pudiendo haber adquirido luces recargables –paneles solares- se realizó un gasto innecesario, pudiendo canalizarse los recursos a proyectos más urgentes para Iztapalapa como agua potable, sin embargo Clara Brugada aspira a ser jefa de Gobierno, sino puede con una alcaldía mucho menos con la Ciudad de México". 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario