El aumento a la inflación y el bajo poder adquisitivo merma en el festejo del Día del Padre

Rebeca Marín

La inflación y el bajo poder adquisitivo de la población, son los dos principales factores que empañan este año, el festejo del Día del Padre. Sin embargo, los empresarios del sector comercial no pierden la esperanza que este domingo 19 de junio sus ventas mejoren entre un 25 a 40%.

 

La quinta ola de Covid no desalentó a los consumidores para salir a comprar el regalo de papá, aunque señalaron que los tiempos no están para malgastar el dinero, por lo que elegirán algún artículo que sea de utilidad y que verdaderamente sea necesario.

 

Las llamativas ofertas y descuentos colocados en aparadores de los comercios y restaurantes no lograron entusiasmar a los consumidores, que recorrieron los principales centros y zonas comerciales de la Ciudad pero sin hacer grandes compras.

 

"Le pregunté a mi papá qué quería de regalo y él me dijo que le comprara una camisa blanca, así es que ya sé lo que quiere y lo que verdaderamente necesita, para no gastar en un regalo que al final del día ni va a usar", comentó la señora Lorena.

 

"Mi papá me dijo que no quería ningún regalo, que mejor le hagamos una comida y nos reunamos en familia", indicó la señora Irene al comentar que su presupuesto para la compra de alimentos y bebidas no supera los 1,500 pesos. "No sé si me va alcanzar, porque todo ha subido muchísimo", agregó.

 

De acuerdo con estimaciones de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco CDMX), los consumidores destinarán alrededor de 600 a 1,200 pesos a la compra de algún obsequio para el "jefe de la familia".

 

Por su parte, la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) rango de compra o consumo más frecuente, se situará este 17 de junio, en un rango entre 750 y mil 100 pesos, de acuerdo con la información con la que cuentan las Cámaras Nacionales que agrupa la Confederación.

 

Los regalos más demandados para el Día del Padre son los accesorios personales, como relojes, lociones, carteras y cinturones, así como la ropa, calzado, telefonía móvil y videojuegos, vinos y licores o salir a comer a un restaurante, o bien, pedir comida para llevar.

 

El presidente de Canaco CDMX, Jesús Rodríguez Cárdenas señaló que los empresarios del sector comercial de la capital esperan una celebración enmarcada en un clima de incertidumbre y bajo optimismo de los consumidores.

 

Ante tal situación, el sector comercial estimó que la derrama económica por el Día del Padre será de aproximadamente 2 mil 137 millones de pesos; es decir, un 11% más en comparación con los festejos de 2021, pero un 33.5% menos que en 2019.

 

Los comerciantes señalaron que este tipo de festejos representan un gran incentivo para la reactivación económica; especialmente para giros especializados en alimentos y bebidas y entretenimiento -restaurantes, bares, salones de eventos- tiendas de ropa, calzado, equipos electrónicos, telefonía celular y accesorios, videojuegos, artículos deportivos, entre otros.

 

Asimismo, también esperan que repunten las ventas a través del comercio electrónico, que maneja distintos métodos de pago como tarjeta de débito y crédito o transacciones digitales. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario