Fwd: AMLO: a Blinken es injerencia de EU: Casa Blanca lo rechaza

Martín Aguilar


El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la preocupación del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, sobre los asesinatos de periodistas en México, es una intervención, le pidió que se informe y que no actúe de manera injerencista porque México no es una colonia estadounidense y precisó que sus comentarios no son ciertos.

 

En respuesta, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, sub- rayó que la preocupación que externó Blinken por los crímenes de reporteros en México se basa en la realidad.

 

"Hemos visto, en los hechos, las amenazas que enfrenta el periodismo en México y esa es la preocupación que expresó el secretario de Estado Antony Blinken, a nombre de Estados Unidos, sobre esos abusos. Creo que habló con base en los hechos sobre el terreno", expresó.

 

Ex embajadores de ambas naciones e internacionalistas consideraron que las opiniones de Blinken no pueden ser tomadas como un acto injerencista ni para afectar las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, además de que no cuestionan a México como un país libre, independiente y soberano.

 

El canciller Marcelo Ebrard, a petición del Jefe del Ejecutivo, envió una carta a su homólogo estadounidense, Blinken, en la que defiende el trabajo de México ante los asesinatos de periodistas y dijo que aquí se persiguen y se investigan esos crímenes para que no haya impunidad.

 

Ebrard Casaubon agregó que el Presidente y quienes son de su gobierno tienen compromiso de rendir cuentas "exclusivamente con los ciudadanos mexicanos".

 

Anoche, al concluir una reunión en el Senado, Ebrard Casaubon rechazó que haya diferencias importantes con Estados Unidos, país con el que México mantiene una muy buena relación "y vamos a seguir teniéndola".

 

El martes pasado, Blinken expresó en Twitter: "El alto número de periodistas asesinados en México este año y las continuas amenazas que enfrentan son preocupantes. Me uno a quienes piden mayor responsabilidad y protección para los periodistas mexicanos. Mi corazón está con los seres queridos de aquellos que dieron su vida por la verdad".

 

En la mañanera, López Obrador dijo que Blinken "está mal informado, porque de lo contrario estaría actuando de mala fe, lo que él está sosteniendo no es cierto, es muy lamentable que haya asesinatos de periodistas, nada más que en todos los casos se está actuando, no hay impunidad, no son crímenes de Estado", insistió.

 

El Mandatario federal consideró que si Blinken opina sobre la situación de periodistas en México, le gustaría que le informe por qué financian a un grupo opositor a su gobierno.

 

Anthony Earl Wayne, exembajador estadounidense en México, dijo que Estados Unidos comparte regularmente sus puntos de vista sobre los derechos humanos, la libertad de prensa, el tráfico de personas, la libertad de religión y muchos otros temas. Lo hace con respecto a muchos países. No hay nada en la declaración del secretario Blinken que cuestione a México como país libre, independiente y soberano. No creo que este tema deba escalar".

 

El exembajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, coincidió en que la postura del jefe de la diplomacia estadounidense es similar a la que tienen "otros gobiernos, varios de ellos a través de embajadas en el país, funcionarios, legisladores, ONG y juntas editoriales de periódicos en el extranjero, que se han pronunciado al respecto", publicó en su Twitter.

 

Andrew Selee, presidente del Instituto de Políticas Migratorias, dijo que México debería tomar el liderazgo en el tema de los periodistas asesinados. Un gobierno de izquierda debería estar al frente de la protección de los periodistas y organizaciones sociales que están bajo amenaza.

 

Destacó que la opinión de Blinken no califica ni hace referencia al gobierno mexicano, así que si López Obrador se siente aludido, por algo será: "Quizá cause tensiones, pero dudo que escale a una controversia mayor".

 

Francisco Valdés Ugalde, académico de la UNAM, indicó que la opinión de Blinken no puede ser tomada como un acto de injerencia ni afectar negativamente las relaciones diplomáticas.

 

"Es el caso de México cuando se trata de mexicanos maltratados en el extranjero o cuando se expresan desacuerdos con políticas de terceros países en materia de derechos humanos", dijo.

 

La internacionalista del Tec de Monterrey, Iliana Rodríguez, opinó que lo declarado por Blinken no se puede catalogar como una intromisión o violación a la soberanía de México, puesto que sólo se visibiliza lo ya expuesto sobre los crímenes contra periodistas. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario