La Barriada/Martín Aguilar/Lo peor para Puebla no ha pasado

El 25 de febrero de 2015, el entonces senador Miguel Barbosa pegó el grito en el cielo.

 

Esto porque en el 79 Aniversario de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) se desarrolló una estatua de su líder Joaquín Gamboa Pascoe .

 

Barbosa criticó el hecho porque daña la política; se alejan de toda modernidad y opinión favorable de la sociedad.

 

Pues bien, este martes se difundió que el gobernador de Puebla se mandó a esculpir una estatua.

 

Cual porte similar al saludo hitleriano, colocó su monumento en la Casa de Gobierno.

 

Hay que recordar que la madrugada del 1 de enero de este año, en Atlacomulco, fue derribada y decapitada la estatua del Presidente López Obrador.

 

A un costo de 50 mil pesos, la escultura había sido inaugurada el 29 de diciembre de 2021. Finalmente, el pueblo la derrocó.

 

Años atrás, en 2007, una estatua del ex presidente Vicente Fox colocada en Veracruz, también fue derribada por sus opositores.

 

¿Cuál será el destino de Barbosa convertido en estatua a 21 meses de que concluye su mandato?

 

¿Cuánto tiempo durará la efigie en la residencia oficial del mandatario? ¿Su sucesor o sucesora dejará que perdure?

 

Por lo pronto, empiezan a manejarse los nombres para competir en las elecciones de 2024.

 

Uno de los que suena con fuerza es el de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del Presidente López Obrador.

 

En las últimas fechas ha hecho presencia en la entidad, especialmente en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

 

Gutiérrez también estará en la Casa Blanca para el festejo del 5 de Mayo, informó López Obrador.

 

¿Acaso ha iniciado su campaña rumbo al gobierno de Puebla con el visto bueno de su esposo? 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario