Fitch Ratings confirma calificación de México en ´BBB-´: por lo que se mantiene estable

Rebeca Marín

 

De acuerdo con la firma, la calificación de México está respaldada por un marco de política macroeconómica prudente, finanzas externas estables y sólidas, y se proyecta que la deuda del gobierno en proporción del PIB permanezca estable.

 

"La calificación está restringida por un gobierno débil, un desempeño de crecimiento a largo plazo moderado, una intervención política continua que afecta las perspectivas de inversión y los posibles pasivos contingentes de Pemex", dijo. 

 

En tanto, Fitch explicó que la perspectiva estable está respaldada por finanzas públicas estables y los formuladores de políticas otorgan prioridad a esta y a una estabilidad macroeconómica más amplia, a pesar de los desafíos de las perspectivas de crecimiento económico moderado.

 

"Esto respalda nuestra evaluación de la credibilidad de la política macroeconómica como una fortaleza de calificación y respaldo para la confianza del sector privado a pesar de las continuas intervenciones de política microeconómica y los desafíos de gobernabilidad", dijo.

 

La firma resaltó que  la recuperación económica de México ha tenido un desempeño inferior al de sus pares, con lo que espera que el crecimiento del PIB real del país se desacelere a 2% en 2022 y permanezca en el mismo rango en 2023."

 

Como resultado, el nivel del PIB real de México no alcanzará los niveles previos a la pandemia hasta 2023, quedando rezagado tanto en la calificación como en la región. Los riesgos se inclinan a la baja debido a las continuas interrupciones externas en los precios y las cadenas de suministro debido a la invasión de Ucrania por parte de Rusia y las medidas de bloqueo de China. La demanda externa de Estados Unidos seguirá siendo favorable a corto plazo, pero en menor escala que en 2021, añadió.

 

Fitch Ratings resaltó que habrá una reducción del apoyo de Pemex a corto plazo, ya que la petrolera se beneficiará directamente de los precios más altos del petróleo, aunque la mejora financiera será de corta duración dadas las debilidades financieras estructurales de la compañía.

 

 "Nuestra expectativa es que los precios del petróleo se moderen a 80 dólares por barril en 2023. Fitch espera que el gobierno federal siga comprometido a apoyar financieramente a Pemex. Se anticipa que la necesidad de apoyo financiero adicional este año disminuirá a medida que los precios actuales del petróleo beneficien a la empresa. Sin embargo, el gobierno reanudará su apoyo financiero si los precios del petróleo vuelven a niveles más bajos", añadió.

 

En tanto, resaltó que los altos niveles de inflación pueden aumentar su persistencia fuera del rango de Banco de México y seguir afectando las expectativas de corto plazo.

 

"El endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos., la duración prolongada de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y las interrupciones en la cadena de suministro por las medidas de confinamiento de China probablemente darán como resultado nuevas subidas de tipos por parte de Banxico en el corto plazo", dijo.

 

La agencia resaltó que luego de que la propuesta de reforma constitucional del gobierno para modificar el sector eléctrico fue rechazada, supone que  la falta de una gran mayoría en el Congreso también obstaculiza la aprobación de otras reformas propuestas por la administración.

 

"No obstante, Fitch espera que la inversión privada en el sector eléctrico se vea disuadida por la incertidumbre regulatoria y siga siendo insuficiente. Los nuevos proyectos de energía seguirán enfrentándose a vientos en contra al intentar obtener los permisos de producción. Las necesidades de inversión en el sector eléctrico de México para satisfacer la demanda son de aproximadamente 10 mil millones de dólares por año durante los próximos 15 años", dijo. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario