Fwd: Pese a que la economía mexicana se reactivó en el 2021, falta mucho para la recuperación

Rebeca Marín

La economía mexicana se reactivó este 2021 anclada al comercio exterior, sobre todo con Estados Unidos, pero sigue lejos la recuperación del nivel prepandemia ante una inflación histórica y la incertidumbre existente para las inversiones. 

El Gobierno espera para 2021 un repunte mayor al 6% del producto interno bruto (PIB), pero aunque se cumpla este pronóstico optimista, sería insuficiente para contrarrestar la contracción histórica de 8.2% de 2020 causada por la crisis de la Covid-19.

 

"Todavía estaríamos por debajo de los niveles que teníamos previo a la pandemia y muy probablemente no sería hasta 2023 cuando se logre la recuperación de la economía", expresó a Efe Héctor Magaña, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey.

 

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, ve como una prueba de la recuperación la cifra histórica de más de 20.9 millones de empleos formales registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Con este aumento, el IMSS reporta cerca 300,000 empleos más que los 20.6 millones que tenía en febrero de 2020, antes del impacto de la Covid-19, que provocó la pérdida de más de 1.2 millones de puestos.

 

"Afortunadamente estamos saliendo de esa circunstancia tan difícil, se está recuperando nuestra economía, se recuperaron los empleos. Hay bienestar porque hay una mejor distribución de la riqueza", declaró el presidente en su rueda de prensa matutina del lunes pasado.

 

Sin embargo, mientras el mandatario aún espera un crecimiento del 6%, el sector privado redujo al 5.59 % su previsión para 2021, según la encuesta de diciembre del Banco de México (Banxico).

 

"(Vemos) una economía creciendo a tasas relativamente pequeñas. Una inversión que no se alcanza a recuperar", indicó Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en su conferencia de fin de año.

 

Los pronósticos de crecimiento cayeron tras la contracción trimestral de 0.4% del PIB entre julio y septiembre que reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

Asimismo, el Inegi informó la semana pasada que el indicador global de la actividad económica (IGAE) de México cayó un 0.7 % anual en octubre e hila tres meses de caídas mensuales.

 

"2022 va a ser un año de retos económicos porque no sabemos si el tercer trimestre en la actividad económica únicamente fue un bache y ya vamos a continuar en una reactivación, o si estamos hablando de un estancamiento más prolongado", advirtió Adriana García, coordinadora de análisis económico de México, ¿Cómo vamos?.

 

La economista atribuyó la desaceleración al impacto persistente de la pandemia, como la aparición de las variantes Delta y Ómicron, que impiden una recuperación plena de los servicios.

 

También señaló los cuellos de botella en las cadenas de suministro que han afectado a la industria mexicana, en particular al sector automotor, principal componente del PIB industrial, por la escasez de chips semiconductores. 

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario