IMSS quiere afiliar a 500 mil conductores y repartidores de plataformas digitales

Rebeca Marín

Los asociados de plataformas de servicios digitales podrán inscribirse al IMSS a partir de una aportación mensual.

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) busca afiliar a más de 500,000 personas que laboran en plataformas digitales, al programa piloto para la incorporación voluntaria de personas trabajadoras independientes.

 

No obstante, el esquema implica que los trabajadores de servicios digitales asuman el costo de su aseguramiento.

 

"El gran debate es quién debe pagar el aseguramiento, acaso las empresas, pero no podemos esperar a que se resuelva para avanzar", dijo Norma Gabriela López Castañeda, directora de Incorporación y Recaudación del organismo.

 

Por otra parte, los usuarios conductores y usuarios repartidores podrán inscribirse al IMSS, aportando una cierta cantidad de dinero que se calculará según los días del mes de aseguramiento.

 

De acuerdo con Expansión, bajo este esquema de prueba piloto, los trabajadores tendrán acceso a los cinco seguros del Régimen Obligatorio del Seguro Social:

 

Servicios médicos.

 

Hospitalarios, farmacéuticos y maternidad.

 

Incapacidades.

 

Pensión por invalidez y vida.

 

Ahorro para el retiro y guarderías.

 

Además, podrán registrar a sus beneficiarios legales, tales como cónyuges, padres

e hijos, de tal manera que podrán tener acceso a:

 

Servicios médicos.

 

Servicios hospitalarios.

 

Medicamentos.

 

En marzo, tras una demanda laboral, Uber en el Reino Unido aceptó garantizar al menos el pago del salario mínimo, vacaciones con goce de sueldo, inscripción a un plan de pensiones y seguro de accidentes a sus conductores y repartidores.

 

Por otro lado, en mayo, el gobierno de España reformó su código laboral para reconocer como asalariadas a las personas que laboran en plataformas.

 

En este contexto, la funcionaria mexicana reconoció que el país no puede quedarse atrás de estos avances. "El IMSS será respetuoso de lo que, eventualmente, la legislación diga al respecto, de lo que se llegue a legislar en materia laboral", señaló.

 

Sin embargo, será la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Congreso de la Unión quienes tendrán que comenzar los cambios legislativos. "En tanto eso ocurre, que la gente esté protegida, que tenga acceso a un esquema que les da la cobertura total", resaltó.

 

El martes pasado, la Unión Nacional de Trabajadores de Aplicaciones (UNTA), el primer sindicato reconocido en el país que agrupa a conductores y repartidores de plataformas digitales, dio a conocer expresó su descontento por el anuncio del programa piloto del IMSS, ya que no fueron consultados para su elaboración, además de que la propuesta deja sólo en los trabajadores la posibilidad de acceder a la seguridad social, excluyendo la responsabilidad de participación de las empresas,.

 

"Incorporarse al IMSS implica una reducción significativa al salario nominal. Se estima que esta reducción representa un promedio de 2,000 pesos al mes. A esto hay que sumar el pago de impuestos, así como la constante reducción de tarifas por entrega o por viaje que constantemente imponen este tipo de empresas. La baja constante del salario en estos trabajos ha quedado impune al no existir relación laboral", expusieron en el escrito dirigido al director del IMSS, Zoé Robledo. 

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario