La Barriada/Martín Aguilar/Nadie sabe para quién trabaja

La desesperación en el cuartel de Morena –Palacio Nacional- es mayúscula. Ya se habla de un pronto ajuste de cuentas.

 

El primer gran movimiento que se perfila es la remoción del coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal.

 

Derivado de ese reacomodo, el ex gobernador de Zacatecas dejará de ser presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

 

La fecha prevista para esos cambios es al final del actual periodo ordinario de sesiones que concluye el último día de abril.

 

No es la primera vez que el agua le llega al cuello al zacatecano. A principios de este año se gestó una rebelión en su contra que logró sofocarla.

 

Uno de los que encabezó la bancada alterna en ciernes, fue César Cravioto, senador suplente de Martí Batres Guadarrama.

 

Para nadie es ajeno que a Monreal le ha llovido desde que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum perdió las elecciones de 2021, pero principalmente la alcaldía Cuauhtémoc.

 

A partir de entonces al senador se le cerraron las puertas de Palacio Nacional, aunque el Presidente López Obrador haya declarado lo contrario.

 

Y es que Monreal ha discrepado con la línea marcada por el inquilino de la sede del Poder Ejecutivo.

 

La suerte de Monreal está echada y se despejará después del resultado de la consulta de Revocación de Mandato y la votación de la reforma eléctrica, donde el zacatecano ve difícil lograr que pase como lo solicitó el mandatario.

 

Otro movimiento que se espera es en la Fiscalía General de la República (FGR) a cargo de Alejandro Gertz Manero.

 

El abuso de poder en que incurrió el Fiscal en contra de familiares de su hermano, le acarreó severas críticas al Presidente.

 

Lo que queda claro es que ministros de la Suprema Corte cercanos a López Obrador que inicialmente apoyaron a Gertz ayer le dieron la espalda.

 

Por unanimidad de los 11 ministros, el máximo tribunal concedió a Laura Moran de 95 años, un amparo que revierte la orden de aprehensión en su contra.

 

Además deja sin efectos la acusación de la FGR en contra de Alejandra Cuevas, por lo que ordenó su inmediata liberación, lo que sucedió ayer mismo.

 

Por donde quiera que se vea, la determinación de la Corte deja mal parado al Fiscal, incluso ante el Presidente.

 

¿Está en puerta su remoción? Para nada es descabellado. Un claro ejemplo es la suerte que corrió el ex consejero jurídico, Julio Scherer, "hermano" del Presidente.

 

Así es que una vez transcurrida la Revocación de Mandato y la eventual aprobación de la reforma eléctrica, el panorama en la 4T cambiará de rostro. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario