Reforma para prohibir el tráfico de armas es vital para detener la violencia en México: Salazar

Martín Aguilar

Con el objetivo de frenar el tráfico de armas hacia suelo mexicano, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó la modificación aprobada el pasado 23 de junio por el Senado de su país para que este delito sea tipificado de manera federal, lo que significa un paso "crucial" para frenar la violencia que se vive en ambos lados de la frontera, estimó el embajador de ese país en México, Ken Salazar.

 

En el marco del Entendimiento Bicentenario entre México y Estados Unidos para la Seguridad, la Salud Pública y las Comunidades seguras, y ante la presión del gobierno mexicano para que su contraparte estadounidense atienda el tráfico de armas, Salazar resaltó las modificaciones y aseguró que ellas brindarán mayor seguridad a los ciudadanos de ambos países.

 

"Gracias al liderazgo del Presidente (Joe) Biden y el apoyo bipartidista del Senado de los Estados Unidos, ahora podemos tipificar al tráfico de armas como un delito federal. Ese marco legal no sólo servirá como una herramienta para frenar el tránsito ilegal de armas del norte hacia el sur, sino que también nos ayudará a fortalecer la seguridad de las familias mexicanas y estadounidenses", explicó el embajador en un comunicado.

 

Entre cambios firmados por el mandatario estadounidense se aprobó el incremento de hasta 10 años de cárcel en las sentencias por tráfico de armas, las cuales pasan de ser castigadas de 10 a 15 años hasta los 25, con la consideración que si el acusado es relacionado con una pandilla o grupo de la delincuencia organizada, su condena será más alta que la de una persona que no esté ligada a una red de este tipo.

 

Además se prohíbe la transferencia de armas o municiones a una persona que sabe o se tiene motivos "razonables" para creer que pretende vender o disponer de ésta para cometer un delito federal o estatal.

 

También se castigará a la persona introduzca de contrabando un arma de fuego o municiones, con la intención de participar o promover un delito dentro o fuera de los Estados Unidos, principalmente México.

 

De esta manera, lo aprobado por el presidente Biden tipifica a la compra ilegal y al tráfico de armas de fuego como actividades del crimen organizado y como una actividad ilegal especificada para lavado de dinero.

 

"Reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando a favor de nuestra seguridad compartida a través del Marco Bicentenario, la base de una nueva era en nuestro trabajo conjunto para beneficiar a los pueblos de ambos países", señaló el diplomático.

 

Estos cambios toman singular importancia, ya que de acuerdo a cifras del gobierno de México, al país ingresaron más de dos millones de armas entre los años 2009 y 2019, mientras que entre el 70 y 90 por ciento de las armas aseguradas a criminales provienen de ese país.

 

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario