Autoridades solo reconocen el asesinato de seis periodistas en el año

Martín Aguilar

 

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador sigue sin clarificar el móvil de los asesinatos de periodistas ocurridos en lo que va del año para saber si estos estaban o no relacionados con su actividad profesional. Además, sólo reconoce el homicidio de seis comunicadores en tanto que la plataforma Alianza de Medios Mx –que aglutina a diferentes empresas del sector– maneja ocho casos.

 

En su más reciente informe sobre los avances de las investigaciones de los crímenes contra periodistas, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, señaló que hasta el momento hay 16 detenidos por cuatro de seis homicidios que la administración federal reconoce: 10 en el caso de Margarito Martínez, tres por el de Lourdes Maldonado, dos por Heber López y uno por Juan Carlos Muñiz.

 

"Durante el presente año ha habido seis homicidios de periodistas, de los cuales al momento se cuenta con 16 detenidos, de los cuales 16 están vinculados a proceso penal", dijo el funcionario federal durante la conferencia de ayer en Palacio Nacional.

 

En lo que respecta al caso de José Luis Gamboa, primer periodista asesinado en el año, el 10 de enero, en el puerto de Veracruz, no hay detenciones aún.

 

"En el caso del periodista José Luis Gamboa Arenas… siguen las investigaciones por parte de la fiscalía de Veracruz… Al momento no hay detenciones, pero esperamos que en los próximos días se pueda informar ya de éxito sobre este caso", indicó.

 

Sobre el homicidio de Armando Linares, el último reportero asesinado apenas el martes pasado, agregó que ya se identificaron a dos presuntos autores materiales.

 

Mejía Berdeja detalló que el día del crimen, por la mañana, dos hombres estuvieron investigando con los vecinos cuál era el domicilio del periodista, haciéndose pasar por personas interesadas en anunciarse en el portal Monitor Michoacán, del cual Linares era director.

 

Ya por la tarde, una cámara de vigilancia captó a un hombre de traje y corbata que, tras dialogar unos minutos con el comunicador, le disparó.

 

Ninguna mención hizo el funcionario sobre las indagatorias en torno a los casos de Jorge Camero y Roberto Toledo, ambos reconocidos como periodistas por el gremio. En cambio, destacó la vinculación a proceso de otro individuo por la tentativa de homicidio contra el reportero Nezahualcóyotl Cordero.

 

El lunes 14 de febrero, cuatro días después del homicidio de Heber López, el quinto del año hasta ese momento, el presidente López Obrador se comprometió a informar cada 15 días sobre los avances en las investigaciones de asesinatos contra periodistas y defensores de derechos humanos.

 

Hasta ahora los informes se han centrado en presumir la identificación, detención y vinculación a proceso de los presuntos autores materiales para mandar una señal de que los crímenes no quedarán impunes. Sin embargo, las autoridades no han abundado en revelar los motivos reales de los crímenes.

 

Incluso el presidente López Obrador ha minimizado públicamente algunas líneas de investigación, como en el caso de la periodista Lourdes Maldonado, quien antes de su homicidio había ganado un litigio laboral por despido injustificado al exgobernador de Morena en Baja California, Jaime Bonilla, a quien acusó de evasión fiscal.

 

Pese a los hechos, el presidente ha salido dos veces en defensa del exmandatario estatal y su compañero de partido.

 

"Pues no hay nada que apunte a que este asesinato haya tenido vinculación a una diferencia de carácter laboral que tenía la difunta con el exgobernador Bonilla… Pero se está haciendo la investigación, no está concluido el proceso", dijo AMLO el 17 de febrero. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario