BM exhorta a México realizar reformas para impulsar la productividad

Rebeca Marín

 

México parece una economía en cámara lenta en comparación con otras emergentes, describe el Banco Mundial. ¿Qué no ha permitido un mayor crecimiento del PIB? Pues que en casi tres décadas la productividad del país se ha estancado.

 

El Banco Mundial publicó hoy su estudio "Crecimiento de la productividad en México", en el cual destaca que el país necesita reformas para virar hacia una senda de mayor productividad, entender las causas de la debilidad de ésta y las limitaciones a su crecimiento, lo que se vuelve un mayor reto tras la pandemia de Covid-19.

 

"México es un país privilegiado en muchos sentidos, tiene una ubicación geográfica que le permite vincularse con grandes mercados, sus recursos naturales son inmensos y variados, tiene fuentes enormes de talento y capital humano. Sin embargo, la productividad entre 1990 y 2019 ha sido negativa, por debajo de la de los países de la OCDE y en contraste con la de otros países similares en de América Latina que han tenido un mejor desempeño", señaló Mark Thomas, director del Banco Mundial para México, Colombia y Venezuela, durante la presentación del estudio.

 

El estudio analiza datos de más de 20 millones de empresas en el país encuestadas en los últimos 6 censos económicos, en el cual se han identificado algunas de las causas del estancamiento de la productividad, por ejemplo, en la economía de México hay una deficiente asignación de recursos debido a la falta de competencia y barreras regulatorias.

 

Como resultado, el crecimiento de la productividad tiene lugar sólo cuando las empresas son jóvenes, pero no pueden crecer debido a la falta de acceso a los recursos financieros, ya que para estas firmas es difícil obtener un crédito en sus inicios cuando aún están construyendo su reputación.

 

También destacó la brecha que sigue existiendo entre los estados del norte del país y el sureste.

 

Si México tuviera el mismo nivel de productividad que Estados Unidos, la brecha del PIB per cápita entre ambos países se reduciría en casi 30%.

 

En México, la contribución de la productividad al crecimiento ha sido negativa desde 1990, destaca el reporte.

 

Jorge Arreola, director general de Competitividad de la Secretaría de Economía, apuntó que México, de haber tenido un crecimiento de la productividad como el que tuvo durante la época del desarrollo estabilizador durante los últimos 25 años, el PIB sería 2 o 3 veces más grande que el que hoy tenemos.

 

A su vez, la titular de Economía, Tatiana Clouthier, dijo que es necesario hacer una política industrial que venga encaminada con apoyo de políticas públicas y de apoyo económico de la banca comercial y de la banca de desarrollo.

 

Por su parte, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, indicó que desde su trinchera se ha venido trabajando más que nunca por el lado de la oferta ante las interrupciones en las cadenas de valor a nivel global debido a la pandemia y que ahora, por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, probablemente se van a prolongar.

 

"En estos últimos 3 años, todas las agendas se han venido haciendo muy enfocadas al lado de la oferta, flexibilizar mercados, simplificar procesos. La gente de Economía tiene ahí una agenda muy clara y un tema muy importante que se menciona en el estudio que es la provisión del crédito y el acceso al crédito de las empresas y sobre todo de las mipymes", comentó.

 

De acuerdo con el estudio, en 2020, el crédito interno al sector privado era solo el equivalente al 39% del PIB en México, frente al 70% en Brasil, al 124% en Chile, al promedio de América Latina y el Caribe del 60% y al promedio de la OCDE del 161% 

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario