Durante 2021 no se surtieron 24 millones de recetas: Cero Desabasto

Durante 2021 no se surtieron 24 millones de recetas: Cero Desabasto

Rebeca Marín

El año pasado más de 24 millones de recetas médicas emitidas por el IMSS, el ISSSTE, las clínicas y hospitales de Pemex, así como de las Fuerzas Armadas se dejaron de surtir como consecuencia del desabasto de medicamentos. Esto afectó sobre todo a pacientes con cáncer y diabetes, así como los que habían recibido un trasplante y los hipertensos, dio a conocer el colectivo Cero Desabasto.

 

El número de recetas no surtidas en su totalidad es 724 por ciento mayor a las 2.9 millones que no se suministraron en 2018, el último año de la administración de Enrique Peña Nieto.

 

Con la llegada de la Cuatroté –y el cambio de esquema para la compra de medicinas con la intervención del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS )–, el problema se agravó.

 

Según la "Radiografía del Desabasto: Informe de transparencia en Salud 2017-2021", presentada ayer por las 81 asociaciones que integran el colectivo que encabeza la organización Nosotrxs, se dejaron de surtir 7.5 millones de recetas por falta de fármacos en 2019, 18.3 millones en 2020 y 24 millones en 2021.

 

En términos porcentuales, mientras que en 2018 no se surtió 1.1 por ciento de las recetas (una de cada 100), en 2021 no se suministró 9.7 por ciento (una de cada 10).

 

Andrés Castañeda, de Nosotrxs, aseguró que "el desabasto de medicinas sigue siendo un problema gravísimo", en tanto que Mauricio Merino, de la misma agrupación, consideró que la salud debe ser "la agenda más importante" en materia social para el país.

 

En total, durante la primera mitad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador las instituciones de salud públicas dejaron de proveer las medicinas de 49 millones 832 mil recetas.

 

El desabasto de medicamentos provocó que las quejas en clínicas y hospitales se incrementaran, que los mexicanos pagaran más de su bolsillo y que seis de cada diez fármacos se adquirieran sin receta, pero también que creciera el número de amparos.

 

Se estima que en 2020 más de cinco millones de personas tuvieron que pagar para recibir una consulta o medicinas. El gasto de bolsillo pasó de dos mil 358 pesos en 2018 a tres mil 299 en 2020, lo que representa un incremento de 40 por ciento.

 

La falta de medicinas provocó que el año pasado los derechohabientes interpusieran 15 mil 980 amparos para exigir el acceso a los fármacos, cuando en 2019 sólo se habían presentado 15 recursos legales.

 

Nancy Manzo, analista de la causa Salud y Bienestar de Nosotrxs, afirmó que como consecuencia del desabasto crecieron también la falsificación y el robo de insumos en las instituciones del sector salud, al registrase 59 alertas sobre productos hechizos y el incremento de 15 por ciento en la comercialización ilegal.

 

sto ocurre en el contexto de cambio en el sistema de compras de medicamentos e insumos (donde el Seguro Popular fue sustituido por el Insabi) y la pandemia por Covid-19 en el país.

 

Enrique Martínez Moreno, del Instituto Farmacéutico México (Inefam), aseguró que las cifras revelan que "no hubo una correcta gestión en el sistema de salud y muestra las debilidades del sistema", que no se puede sólo atribuir al coronavirus.

 

"Este informe deja en claro que el problema del desabasto se ha agudizado los últimos años y es preciso modificar la estrategia tomada hasta el día de hoy por el gobierno actual para resolverlo", plantea el documento.

 

Agrega que se trata de "un problema complejo y no es posible resolverlo de manera unilateral, se necesita la participación de todos los sectores poniendo por delante a las y los pacientes". 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario