Scherer acusa a Sánchez Cordero y a Gertz Manero de traición

Martín Aguilar

El exconsejero jurídico de la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, Julio Scherer Ibarra, acusó una confabulación entre la exsecretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el  fiscal de la República, Alejandro Gertz Manero, para perseguirlo mediante un modus operandi "extorsivo", valiéndose de su poder y de recursos públicos.

 

Ante estas declaraciones, la presidenta de la Mesa directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero respondió que no caerá en "el juego [...] para servir de distractor" y aseguró que tiene su conciencia tranquila.

 

En una carta publicada en Proceso, el exconsejero jurídico aseguró que el modus operandi con el que Sánchez Cordero y Gertz Manero buscan atacar, se repite en casos como el de Juan Collado, Cruz Azul, Viaducto Bicentenario, Gómez Mont Álvarez Puga.

 

En el texto, Scherer explicó que desde el inicio del gobierno de AMLO, se dieron diferencias entre él y la secretaría de Gobernación. De acuerdo con su testimonio, Olga Sánchez Cordero no pudo "sobreponerse" a que fuera acotada en sus áreas de competencia, ya que los asuntos con la Fiscalía General de la República (FGR) y el Poder Judicial fueron encargados a la Consejería Jurídica.  Además de que la seguridad estuvo delegada al entonces secretario de Seguridad, Alfonso Durazo.

 

Ante ello, Scherer Ibarra aseguró que la ministra trató de infamarlo "al insinuar que hice de la cercanía y el servicio al gobierno un muy redituable e ilegítimo modo de vida", por sus conexiones con despachos de abogados como el de Rivera Gaxiola, Kalloi, Fernández, Del Castillo, Quevedo, Lagos y Machuca, así como el bufete Araujo, González, Peimbert, Robledo y Carrancá Abogados.

 

Indicó que el "calumnioso documento" de Olga Sánchez Cordero llegó a sus manos por lo que él mismo se lo mostró al presidente López Obrador, quien "le restó importancia" e incluso dijo que eran "chismes".

 

Con respecto a su relación con el fiscal, Julio Scherer indicó que este contó con su apoyo para ocupar el cargo en la FGR, sin embargo, el descontento de Gertz Manero salió a flote cuando en Proceso se publicó el artículo La casa secreta de Gertz Manero bajo la firma de la reportera Neldy San Martín. Según su testimonio, el fiscal le atribuyó haber facilitado la información para la elaboración de dicho texto.

 

"Tras la publicación nos reunimos con Gertz Manero el director del semanario, Jorge Carrasco, y yo. No fue capaz de entender que existe el periodismo independiente y que nada tuve que ver con el trabajo editorial de un medio de comunicación en el que sólo intervienen sus periodistas", expresó.

 

Scherer aseguró que la enemistad con Gertz Manero se intensificó al no poder favorecerlo en el caso que el fiscal lleva contra su cuñada Laura Morán y su hija, Alejandra Cuevas Morán, quienes son culpadas por desatenciones que llevaron a la muerte del hermano del titular de la FGR, Federico Gertz Manero.

 

"Al final de esa reunión, terminó desafiante: "Usted podía haber elegido entre un fiscal amigo o un fiscal enemigo", indicó.

 

Además, Julio Scherer acusó a Gertz Manero de utilizar la Fiscalía como su "despacho privado" y "privilegiar el avance de sus asuntos personales por encima de las cuestiones emblemáticas del gobierno, como el combate a la corrupción y la persecución a la delincuencia organizada".

 

"Hoy simplemente me pregunto si podrá el fiscal, obsesionado con el poder, desprenderse de su despotismo, su egoísmo y su prepotencia para dejar de utilizar sus atribuciones como instrumento de su megalomanía", expresó.

 

El exconsejero jurídico indicó que detrás de las acusaciones que existen en su contra respecto a una supuesta extorsión al abogado de Juan Collado, quien está preso desde hace más de dos años por delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero en supuestas movilizaciones millonarias en cuentas bancarias de España y Andorra, están los intereses de Olga Sánchez Cordero y de Alejandro Gertz Manero, "cómplices en el afán por manchar" su nombre.

 

"Mi única participación en el caso de Juan Collado fue recibir y escuchar a sus hijos, siempre a petición suya y siempre remitiéndose a la fiscalía", aseguró.

 

Afirmó que "la verdadera extorsión fue de Sánchez Cordero y del fiscal Gertz al hacer pensar a Collado que lo ayudarían a cambio de mentir por venganzas personales absurdas".

 

"Fue Olga Sánchez Cordero bajo sus propios intereses quien llevó a su amigo Antonio Collado con Alejandro Gertz Manero para ofrecerle un criterio de oportunidad con el que su hermano podría obtener la libertad a cambio de denunciarme", reprochó.

 

El exconsejero jurídico acusó a Olga Sánchez Cordero y Alejandro Gertz Manero de "deshonrar el juramento de guardar y hacer guardar la Constitución en cada uno de sus excesos". Añadió que los delitos en los que ha incurrido el fiscal son cada vez más evidentes: el uso de recursos públicos en sus asuntos personales y la persecución contra quien pueda resultar un estorbo para resolverlos es una constante". "La traición habita en ellos", sentenció. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario