Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/Perro no come perro

Con miras a la elección de congresistas para el Consejo Político Nacional, que elegirá a los candidatos en 2024, Morena prepara una carnicería interna, y las tribus afilan ya sus machetes para definir en las urnas el próximo 30 de julio a sus representantes.

 

La novedad de esta elección interna es que podrá participar cualquier hijo de vecina, aunque no hayan sido militantes del partido. Bastará con que un día antes de la elección se afilie a la 4T con su credencial de elector, para adquirir ese derecho. Por supuesto que eso ha despertado el hambre de todo tipo de dirigentes y malvivientes, que intentarán atiborrar de votos a sus favoritos en las urnas, nomás para que a todo mundo le quede claro de qué lado masca la iguana morenista.

 

Pero la oportunidad no es nada más para los pejistas, pues como la afiliación –así sea temporal– será abierta. En el proceso podrán participar incluso líderes y militantes de otros partidos, igual para irse midiendo y ver con cuántas canicas cuentan.

 

Claro que eso de que todo mundo podrá votar es una mera simulación, pues los encargados de validar los padrones para ese día, contarán con una lista previa de los personajes a los que se les respetarán sus afiliaciones, y a los que de plano se les cerrará el paso.

 

Como quiera, el hecho de que Morena abra la posibilidad para que participe quien lo desee, tiene que ver más con una evidente disminución de sus bases electorales. Al aceptar el registro de externos, podrán presumir que su padrón creció, aunque sólo haya sido artificialmente.

 

 Lo delicado del asunto es que como todos podrán afiliarse libremente hasta el 30 de julio, si algunos se llegaran a sentir desplazados, podrían reaccionar de la única forma que saben hacerlo: sacando el arco y las flechas para desatar la carnicería.

 

 No hay que olvidar el origen de los morenos, que traen siempre el cuchillo entre los dientes, y más cuando se trata del reparto del pastel. Los organizadores de la elección deberán andarse con cuidado.

 

Por lo pronto, varios integrantes de Morena que buscan su tajada, se están pirateando gente incluso de sus aliados, como el Verde Ecologista, al que le quieren quitar parte de la incipiente estructura electoral que está armando.

 

Sin la menor cortesía política, los morenos llegan con mucho efectivo y hacen tambalear lealtades. Dicen que a cada líder le ofrecen entre 100 y 150 mil pesos para ellos, más entre 300 y 500 por voto, dependiendo el número de ellos. Para eso hay mucha lana, con todo y eso de que "no somos iguales". 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario