AMLO supervisa obras del Tren Maya

Martín Aguilar

El presidente Andrés Manuel López Obrador viajó a Yucatán para supervisar la construcción del Tren Maya, cuyos tramos serán concluidos por ingenieros militares que están por terminar labores en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en el Estado de México.

 

Luego de concluirse el aeropuerto Felipe Ángeles, salen brigadas de ingenieros militares para construir 550 km más del tramo Escárcega, Calakmul, Chetumal, Bacalar y Cancún, incluido el nuevo Aeropuerto Internacional de Tulum

 

Abordo de un helicóptero de las Fuerzas Armadas, el mandatario compartió que la administración federal realiza terraplenes, obras hidráulicas y libramientos en 970 kilómetros de magna obra que promete, estará lista en diciembre de 2023.

 

Previamente, el gobernador del estado, Mauricio Vila, reportó que había tenido un encuentro de trabajo con López Obrador para dar seguimiento al Tren Maya que también pasará por Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

 

Hoy tuvimos una reunión más de trabajo en equipo con el Presidente @lopezobrador_ para dar seguimiento a los avances del @TrenMayaMX y otros proyectos que estamos realizando en conjunto con el @GobiernoMX en beneficio de las y los yucatecos

 

Desde hace un mes, el jefe del Ejecutivo no había viajado para saber que ocurre en el terreno y a su arribo le presentaron intenciones para crear el parque de la Plancha, donde estaba proyectada una estación del Tren Maya y con el cambio de ruta se destinará a crear un "pulmón verde" para el disfrute de los habitantes, según el gobernador panista.

 

Apenas esta semana organizaciones civiles denunciaron que se ha hecho un nuevo trazo que no solo afecta a la selva -en donde se han talado miles de árboles- sino también a ríos subterráneos, cuevas y cenotes, como en Quintana Roo.

 

La organización UNE México acusó que hay destrucción del ecosistema en la zona de Playa del Carmen, donde se ha documentado la tala de miles de árboles de la selva debido al nuevo trazo del Tren Maya.

 

El Tramo 5 Sur que abarca Playa del Carmen y Tulum, tiene una longitud de 60.3 kilómetros y estaba previsto que fuera por un paso elevado el cual se estaba construyendo sobre la carretera federal 307 Playa del Carmen-Tulum. Pero ante la premura por terminar las obras para finales de 2023, ahora pasará a ras de tierra por la zona selvática que corre en paralelo a esa vía federal.

 

A inicios de año y debido a los retrasos, Javier May pasó de la Secretaría del Bienestar al Fondo Nacional de Fomento al Turismo en sustitución de Rogelio Jiménez Pons. Con la llegada del nuevo funcionario, los trabajos de construcción han apresurado el paso para concluir la obra en tiempo y forma y aunque muchas comunidades de pueblos originarios mayas se han opuesto e incluso han obtenido amparos, el tren va a pasar bajo cualquier circunstancia.

 

El pasado 18 de febrero, por ejemplo, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) informó de la expropiación de 231 terrenos ubicados en una superficie de 535 hectáreas en los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Puerto Morelos y Tulum, en Quintana Roo, por ser considerados de utilidad pública para el Tren Maya.

 

Un par de semanas antes, el 29 de enero, AMLO fue a la misma zona para supervisar los avances. En Aquella ocasión anunció una inversión de 6 mil millones de pesos para concretar beneficios de conectividad vial para los habitantes de Quintana Roo.

 

El Programa de obras de Infraestructura para el fortalecimiento de Cancún y Tulum pretende modernizar el Boulevard Luis Donaldo Colosio, la construcción del Parque Nacional del Jaguar, entre otros, según lo presentado en la cartera de proyectos a cargo de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario