Como en México y España, Portugal también regulará los precios del gas

Rebeca Marín

Limitar los precios del gas en el mercado mayorista para que esto se refleje después en unas facturas de la luz reducidas para empresas y hogares es el objetivo final de la entente hispano-lusa y para conseguirlo insistieron una y otra vez durante las horas de negociación en que se reconociera la singularidad energética de la península.

 

Así como México adoptó medidas para controlar los precios del Gas LP y la gasolina, los jefes de Estado y de Gobierno que conforman el Consejo Europeo reconocieron, tras casi diez horas de negociaciones, la dificultad de España y Portugal para hacer frente a los elevados costos de la energía y finalmente aceptaron que la Península Ibérica se pueda beneficiar de un "trato especial" en su respuesta.

 

Los Veintisiete atendieron de esta forma una de las principales demandas que el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llevó a la cita en la capital europea en una jornada que los líderes dedicaron exclusivamente a encontrar una salida común a la escalada de los precios de la electricidad.

 

Sánchez y su homólogo portugués, António Costa, habían hecho frente común días antes de desplazarse a Bruselas para sacar un resultado satisfactorio en una cumbre a la que llegaban en sintonía con socios como Grecia o Francia, pero también con el duro cometido de convencer a Alemania, Países Bajos o los nórdicos.

 

Limitar los precios del gas en el mercado mayorista para que esto se refleje después en unas facturas de la luz reducidas para empresas y hogares es el objetivo final de la entente hispano-lusa y para conseguirlo insistieron una y otra vez durante las horas de negociación en que se reconociera la singularidad energética de la península.

 

Desde las capitales más reacias se argumentaba que limitar los precios eléctricos distorsionaría el mercado único y también estaban en contra de que se permitiera a algunos socios actuar al margen del resto, una posición que defendieron durante todo el encuentro.

 

En concreto, a principios de la próxima semana presentarán ya a la Comisión Europea su propuesta para poner un precio máximo a las centrales de ciclo combinado, que transforman la energía térmica del gas natural en electricidad.

 

Es decir, la medida que implementarán en Europa, aunque irá dirigida al mercado mayorista, son estrategias similares a las que ha implementado el Gobierno de México para controlar los precios de los energéticos.

 

En octubre del año pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación del Gas Bienestar, una empresa pública que busca alcanzar el 51 por ciento del mercado de distribución de este carburante a la ciudadanía.

 

A la par de la creación del Gas Bienestar, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publica cada sábado una actualización de los precios del Gas LP, con topes mínimos y máximos y cualquier distribuidor que se exceda en los costos será multado.

 

La propuesta de precio tope del gas será lógicamente la misma para los dos países ya que comparten interconexiones, aunque el Presidente del Gobierno español no quiso detallar cuál será ese precio máximo que planteen.

 

Sánchez recalcó que se trata de una medida "excepcional, temporal, que no supone subvencionar al gas, no distorsiona los incentivos marcados desde Europa a las energías renovables ni tampoco los flujos de electricidad entre los países".

 

Por eso insistió en que el acuerdo "cubre las expectativas" y se podrá poner un precio de referencia al gas que produce la electricidad. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario