CFE modernizará nueve hidroeléctricas hasta el 2024

Rebeca Marín

Con el arranque del Plan de Modernización de Centrales Hidroeléctricas la Comisión Federal de Electricidad (CFE) generará 248 MW más de los 12 mil MW que ya produce con la fuerza del agua. Pero incluso sumando los 1,000 MW que abonará la central solar en Puerto Peñasco, Sonora, será insuficiente para cumplir con las metas de transición energética para 2024, estimaron analistas.

 

Las hidroeléctricas que están en proceso de modernizar con turbinas más eficientes, para incrementar por 50 años más su vida útil, son Peñitas (420 MW actuales), La Angostura (900 MW) y Malpaso (1,080 MW) en el río Grijalva de Chiapas; El Caracol (600 MW) en Guerrero; La Villita (320 MW) y El Infiernillo (1,200 MW) en Michoacán; Mazatepec (220 MW) en Puebla; Zimapán (292 MW) en Hidalgo; y Humaya (90 MW), Amata y los proyectos Santa María y Picachos en Sinaloa, detalló en entrevista Héctor Sánchez López, consejero independiente de la CFE.

 

"Vamos en la ruta de la transición energética", dijo. "Tendremos una generación de un 10 por ciento más (800 MW más) de lo que daban las plantas hidroeléctricas y eso lo vamos sumando a energías limpias que da la CFE", calculó.

 

Por ahora sólo iniciaron el camino para 248 MW más. El 30 de noviembre la Comisión dio un contrato por 893 millones de dólares al consorcio liderado por la austriaca Andritz para la modernización de 9 de las 14 hidroeléctricas que ha anunciado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, es el caso de El Caracol, Humaya, Mazatepec, El infernillo, La Villita, Peñitas, Malpaso, Angostura y Zimapán, cuyos trabajos se inaugurarán a lo largo del 2023 e inicios del 2024.

 

Además, hace un año el Gobierno federal retomó la construcción de la presa "Santa María" en El Rosario, al sur de Sinaloa, un proyecto con una inversión pública de 16 mil millones de pesos a cargo de la empresa ICA para generar 30 MW de electricidad, abastecer a 430 mil personas y tener distritos de riego para 24 mil hectáreas en el granero del país. Al 20 de diciembre, lleva un 36 por ciento de avance, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

 

"Vamos a inaugurar en diciembre de 2023 la presa y yo espero que también la planta generadora de energía con las turbinas para aprovechar el agua, porque es la mejor manera de generar energía. Es barato y no se contamina", dijo el Presidente desde la obra en septiembre pasado.

 

Ese mismo día también visitó la presa "Picachos" para riego agrícola, donde también se pondrán turbinas para producir energía eléctrica, pero no se han dado detalles sobre la cantidad que generará.

 

No obstante, analistas energéticos han descartado que con esa generación extra se cumpla el compromiso de la Ley de Transición Energética para 2024 de una participación de 35 por ciento de energías limpias en la generación de energía eléctrica total, porque es de poca capacidad, sobre todo las presas de Sinaloa que generan menos de 30 MW.

 

"Entre las hidroeléctricas (248 MW más) y la solar (1,000 MW más hasta 2028) aportarán unos 1,248 MW, que es menos del 10 por ciento de los 14,000 MW más para la meta hacia 2024", comentó Víctor Ramírez Cabrera, vocero de la Plataforma México, Clima y Energía. "De aquí a 2024 no instalarán nada de nuclear y sólo menos de 100 MW de geotermia".

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario