Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/Los cuatrotes, más hipócritas que nada

Luego que hace dos meses, la diputada federal de Morena, Patricia Armendáriz, quien en meses pasados fue vapuleada en redes sociales por tratar de minimizar el desabasto de medicamentos, fue una de las principales artífices del Fobaproa, eso que fue la primera gran bandera política de Andrés Manuel López Obrador.

 


Como buena tecnócrata, Patricia Armendáriz fue asistente personal de Pedro Aspe Armella, secretario de Hacienda en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

 

Y ya en el sexenio de Ernesto Zedillo, Armendáriz fue vicepresidenta de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, desde donde tuvo un papel protagónico en el rescate bancario, conocido como "Fobaproa".

 

Como se sabe, el "Fobaproa" se convirtió en la bandera política que le permitió a López Obrador convertirse en una figura nacional a finales de los noventas, y que le quitara a Cuauhtémoc Cárdenas el liderazgo moral de la llamada "izquierda".

 

Al paso de los años se le olvidó a López Obrador esa lucha que encabezó en contra del "Fobaproa" y purificó a una de sus principales protagonistas, al hacerla diputada federal.

 

Posiblemente López Obrador no se enteró que Armendáriz publicó un libro en el 2011 en el que echa por tierra todos los mitos inventados por el tabasqueño respecto al rescate bancario aplicado por Zedillo.

 

En ese libro, la también empresaria detalla punto por punto en qué consistió ese proceso hasta la creación del IPAB y demuestra que su ahora gurú político lucró políticamente a través de una serie de mentiras en torno al tema.

 

Asimismo, recientemente le llovieron críticas a la morenista debido a que utilizó su cuenta oficial de Twitter para solicitar pruebas a los padres y madres de familia que han señalado el desabasto de medicamentos oncológicos en el sector salud.

 

En esta misma red social, la legisladora aseguró que ante la exigencia de pruebas no recibió ninguna sola evidencia acerca de la falta de los tratamientos.

 

Sin embargo, estas no han sido las únicas ocasiones que la ex integrante de Shark Tank México ha generado polémica, pues mientras se desempeñó como funcionaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y como vicepresidenta de la Comisión Nacional Bancaria y de la Valores (CNBV), Patricia Armendáriz pasó uno de los momentos más difíciles de su trayectoria profesional.

 

Hace algunos años, la empresaria declaró en entrevista a un medio financiero que el ex presidente mexicano Ernesto Zedillo Ponce de León le solicitó que abandonara el país en el año 1999.

 

Esto a causa de que el ex mandatario le advirtió que sería acusada por el caso del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), una de las iniciativas más polémicas del gobierno mexicano debido al acelerado crecimiento de deuda pública que significó tal iniciativa.

 

"Me dijo 'te van a acusar del Fobaproa (Fondo Bancario de Protección al Ahorro), porque tú fuiste quien intervino bancos, la que cerraste bancos, vete de México'.

 

En ese momento, se perfilaba el cambio de gobierno al panismo y los zedillistas no eran bienvenidos. Yo sólo hice mi chamba, que era recomponer el sistema bancario", expresó Armendáriz Guerra durante la conversación.

 

Tras su encontronazo con Chumel Torres, la legisladora del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) decidió utilizar su cuenta de Twitter para explicar cuál es su postura al interior de la Cámara de Diputados y cuál será su lógica para votar durante los próximos tres años.

 

"Seamos claros: a los que decepcioné por ya no ser una 'shark' y ahora irme frontalmente a legislar a favor de los que menos tienen les digo que mi gen no ha cambiado. 


Se ha ampliado. A sus órdenes", escribió la empresaria y resaltó que para ella lo más importante es que toda la ciudadanía tenga acceso a aspectos básicos de justicia social. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario