1.6 millones de pymes cerraron en México por la pandemia

Rebeca Marín

México es un país de micro, pequeñas y medianas empresas y más del 93 por ciento de los negocios en el país tienen menos de 10 empleados, según datos del INEGI en su Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas, en el que da cuenta de la existencia de 5 millones 528 mil 698 negocios todos los tamaños.

 

De ese universo, los micro negocios con 1 a 10 empleados son el 93 por ciento; de 10 a 30 empleados significan el 4.6 por ciento con 247 mil 743 unidades económicas y de 30 a 100 empleados suman 84 mil 438 negocios, equivalentes al 1.5 por ciento del total.

 

Este grupo de negocios fueron los que peor la pasaron a causa de los cierres de actividad por la pandemia ante la falta de liquidez para mantener sus gastos fijos y a sus empleados.

 

De mayo de 2019 a julio de 2021 nacieron 1.2 millones de Mipymes y otros 1.6 millones cerraron sus puertas definitivamente, de los que casi un tercio, 32.4 por ciento, eran negocios en la informalidad.

 

Los negocios informales cuentan con un máximo de cinco personas ocupadas, no disponen de un sistema contable y no realizan contribuciones a la seguridad social, entre otros aspectos.

 

"El EDN 2021 muestra que tres de cada diez de los establecimientos que cerraron eran informales; dos de cada diez, formales", señala el comunicado del INEGI sobre el Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN).

 

En México las principales barreras estructurales que enfrentan las pymes para crecer están enfocadas a una regulación poco favorable, la falta de Estado de Derecho que promueve un ambiente de extorsión y políticas de capacitación a emprendedores no diseñadas para un ambiente de competencia y competitividad, señala el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

 

"Esto tiene múltiples implicaciones, la principal es que, aunque el acceso al financiamiento importa, el éxito o fracaso de las pymes tiene otros determinantes. También implica la necesidad de diferenciar entre la política social y la política económica para atender las diferentes necesidades de las micro y pequeñas empresas informales de las de las pymes en la formalidad", expuso.

 

La composición empresarial de México es similar a la de sus pares en América Latina, en donde las mipymes son el componente fundamental del entramado productivo de la región al representar cerca del 99 por ciento del total de empresas y dar empleo a cerca de 67 por ciento del total de trabajadores.

 

"Su contribución al PIB es relativamente baja, lo que revela deficiencias en los niveles de productividad de las mismas. Por ejemplo, las empresas grandes en la región tienen niveles de productividad hasta 33 veces la productividad de las microempresas y hasta seis para las pequeñas, mientras que en los países OCDE estas cifras oscilan entre un 1.3 y 2.4 veces", según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario