La gasolina costará 34 pesos el litro sin subsidio del SAT

Rebeca Marín

 

El precio promedio a nivel nacional de la gasolina Magna es de 21.73 pesos por litro pero su precio real sería 57 por ciento más alto

 

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda, los estímulos fiscales y subsidios complementarios que el Gobierno federal otorgó para mitigar el alza del precio de las gasolinas y el diesel alcanzaron 98 mil 883 millones de pesos al cierre de mayo.

 

Por estímulos al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a estos combustibles se registraron 88 mil 241 millones de pesos, cifra 3.4 veces mayor a los 19 mil 931 millones de pesos registrados en igual lapso del año pasado.

 

Adicionalmente, se sumaron 10 mil 642 millones de pesos por estímulos complementarios, acreditables vía el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), a vendedores de estos combustibles.

 

Hasta el 24 de junio, el estímulo por litro de gasolina magna será de 5.49 pesos, de Premium de 4.63 pesos por litro; mientras que por litro de diésel será de 6.03 pesos.

 

La autoridad hacendaria dejó de recaudar poco más de 70,000 millones de pesos (mdp) de enero a abril, producto del subsidio a las gasolinas.

 

La dependencia tenía presupuestado recaudar 90,259 mdp para el primer cuatrimestre de 2022, pero sólo se recaudaron 20,241 mdp, según el informe de las finanzas y deuda públicas de abril.

 

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) calculó que los subsidios a los combustibles durante este año se ubicarán entre los 350 mil millones de pesos. Son recursos que no ingresarán a las arcas federales.

 

Raymundo Tenorio, economista y profesor emérito del Tecnológico de Monterrey, dijo a Reforma que los estímulos a combustibles ya provocaron un "hueco" en la recaudación porque al otorgarlos, no se están obteniendo los ingresos que estaban programados, lo que a su vez puede afectar negativamente el gasto público.

 

Asimismo, consideró que en el contexto actual, es positivo mantener estos subsidios de manera temporal, ya que de no aplicarlos, la inflación, que fue de 7.65 por ciento en mayo pasado, sería del 10 por ciento, lo que afectaría a las personas de menores ingresos del país.

 

Los subsidios que emite el Gobierno federal mediante al IEPS han logrado amortiguar los precios de los combustibles en más de 50 por ciento, según datos de la empresa especializada PetroIntelligence.

 

Alejandro Montufar, CEO de la empresa, señaló que el precio promedio a nivel nacional de la gasolina Magna es de 21.73 pesos por litro. Sin embargo, sin el subsidio, su precio real sería de 34.13 pesos, es decir, 57 por ciento más alto.

 

El director de la Unidad de Planeación Económica de Hacienda, Rodrigo Mariscal Paredes, recientemente señaló que sin el subsidio a los combustibles que aplica el Gobierno federal, el consumidor tendría que pagar cinco pesos más por cada litro.

 

"Los costos de transportar productos a los grandes mercado, por ejemplo a la Ciudad de México traer limón de Colima, aguacate de Michoacán, aumentarían los costos si no hubiera un tope en combustibles en el nivel de la inflación y todo eso se reflejaría en el bolsillo de los consumidores", dijo a Reforma Luis Antonio Andrade Rosas, especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el subsidio para las gasolinas está garantizado durante todo el 2022. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario