Contingencia ambiental muestra las carencias del Transporte Público: Concomercio

Rebeca Marín

Las contingencias ambientales como la del pasado 30 de marzo en el Valle de México, siempre "desnudan" las carencias de un transporte público, que queda rebasado por la sobredemanda de usuarios, que se ven obligados a dejar el uso de sus autos particulares al aplicar la Fase I de Contingencia Ambiental.

 

Así lo señaló el Consejo para el Desarrollo del Comercio en Pequeño (ConComercioPequeño), tras evaluar el impacto que tuvo el evento tanto para los ciudadanos como para los comerciantes.

 

"No podemos dejar de mencionar que eventualidades ambientales, como la registrada la semana pasada, afecta severamente a los comercios en pequeño y empresas familiares, que tienen que buscar alternativas para surtir sus negocios o entregar mercancías no perecederas, aunque esto les incremente sus costos de operación", subrayó la organización.

 

Mario Alberto Martínez, asesor de ConComercioPequeño en materia de transporte público y movilidad, afirmó que, pese a los esfuerzos que se han realizado para modernizar el transporte urbano de pasajeros, el gobierno tiene pendientes con sectores de transportistas, a los que ha marginado de los programas de reconversión de unidades y actualización de las tarifas, lo cual ha reducido a "chatarras rodantes" a muchos de los automotores.

 

El especialista, quien realiza estudios sobre movilidad y transporte público, consideró que es necesario que a partir de la emergencia se busquen mayores inversiones, tanto en la modernización de los programas del transporte público, como en la mejora de las empresas que están implicadas en ello.

 

"En este sector, la iniciativa privada podría aportar con sus inversiones, soluciones inmediatas a la demanda que hay en la Ciudad de México y la zona metropolitana de un trasporte seguro y eficiente", citó.

 

Añadió que "otro tema que las autoridades deben atender de manera urgente, es terminar con el error de reducir carriles, ampliar camellones o convertir vialidades en islas o espacios recreativos como un método fallido de desincentivar el uso del automóvil. Lo que demanda la movilidad es agilizar el tránsito para reducir la contaminación", precisó Alberto Martínez quien también asesora al gremio transportista de pasajeros.

 

En tanto, Gerardo Cleto López Becerra, presidente de ConComercioPequeño, refirió que pese a los esfuerzos de las autoridades, aún no se logra tener un sistema de información oportuno que llegue a los automovilistas y comerciantes en pequeño, por lo que muchos se ven sorprendidos por la aplicación de las restricciones a la circulación en etapa de emergencia ambiental.

 

"Otro error que se debe corregir, es la inclusión de los vehículos con calcomanía 0 y 00 en la inmovilización el día de la emergencia, pues solamente incentiva la compra de unidades usadas que son más contaminantes", solicitó López Becerra.

 

Acerca del anuncio realizado el pasado viernes por los funcionarios del Gobierno capitalino sobre la eliminación del uso de cubrebocas en espacios abiertos, Gerardo López, como presidente de ConComercioPequeño, hizo un llamado a los dueños de establecimientos mercantiles a mantener la recomendación de su uso para evitar los contagios entre empleados y clientes.

 

"Nos causa extrañeza que ahora digan las propias autoridades que no fue obligatorio el uso de cubrebocas en la ciudad de México cuando nadie podía ingresar a oficinas de gobierno, subir a transporte público, entrar a establecimientos mercantiles e incluso a templos e iglesias sin él. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario