Presidencia le exige a la Semarnat que tome acciones legales contra la minera Calica

Rebeca Marín

El presidente Andrés Manuel López Obrador acuso a la empresa minera Calica –filial de la estadounidense Vulcan Materials– de explotar sin permiso materiales pétreos en la selva de Playa del Carmen, y pidió que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tome cartas en el asunto.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que instruirá a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para que frene las actividades de la empresa minera Calica, filial de la estadounidense Vulcan Materials, pues aseguró que esta firma sigue explotando, sin permiso, materiales pétreos de la selva Playa del Carmen y lo han engañado en cuanto a que ya habían parado actividades.

 

Durante su conferencia matutina, el mandatario aseguró que el fin de semana sobrevoló la zona donde se construye el Tramo 5 del Tren Maya y pudo constatar que Calica continúa sus actividades extractivas pese a no contar con los permisos necesarios.

 

Vi cómo estaban cargando un barco", declaró el mandatario, mientras recalcó que ante este hecho "dio instrucciones a la Secretaria (de Medio Ambiente) para proceder de inmediato" indicó.

 

Dijo que Calica está extrayendo grava para las carreteras de Estados Unidos y recibió permisos de los gobiernos neoliberales y los ambientalistas nunca dijeron nada, mientras subrayó que "es una destrucción al territorio sin precedente.

 

En este sentido, precisó que "se va proceder legalmente porque hay violación a las leyes y es una tremenda destrucción del medio ambiente, además es un atrevimiento burlarse de las autoridades de nuestro país, hasta que se detenga la extracción", sentenció.

 

"Ahora pasé , quizá no sabían, o fue porque pasamos el viernes, y sobrevolé y me di cuenta de que están trabajando con todo, extrayendo material", acusó.

 

López Obrador mostró imágenes donde afirmó que las excavaciones ya tienen hasta cinco metros de profundidad, y a su vez mencionó que pensaba que con la oferta para que Calica transformara sus actividades en el terreno para un desarrollo turístico, ecológico, iban a parar, pero lamentó que no sea así.

 

Por otro lado, el presidente se asumió como un defensor "de la justicia, el medio ambiente y los derechos humanos" y resaltó que ya conoce a los ambientalistas que se oponen al Tren Maya y los tachó de farsantes, pues aseguró que están movidos por intereses económicos.

 

Subrayó que ellos, no solo han impulsado Xcaret, sino a Calica Vulcan, "la empresa constructora más importante de Estados Unidos", concluyó. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario