Hacienda dispone recursos de fondos y fideicomisos para cubrir deudas

Rebeca Marín

Los ingresos que obtuvo el sector público por la regularización presupuestaria de fondos y fideicomisos reseñaron la falta de dinero proveniente del petróleo y del estancamiento en la recaudación de impuestos en el primer semestre del año, refieren cifras actualizadas de la secretaría de Hacienda.

 

En la primera mitad del año, las transferencias de recursos provenientes de fondos y fideicomisos extintos aportaron 141,600 millones de pesos (mdp) más a los ingresos programados y aprobados por el Congreso, mientras que los ingresos petroleros tuvieron faltantes por 38,268 mdp.

 

Desde el inicio de la administración federal, Hacienda se ha enfocado en obtener recursos no recurrentes para compensar los faltantes de dinero público derivados de los bajos precios del petróleo, a través de transferencias de recursos de fideicomisos extintos y de la activación de fondos de emergencia financiera como el FEIP y el FEIEF.

 

Gracias a las transferencias de ingresos no tributarios: fondos y fideicomisos, cobro de derechos y por colocación de bonos los ingresos totales del sector público fueron 98,311 mdp mayores a lo programado. "Los mayores ingresos a lo programado se debe a la entrada de fideicomisos, que como bien sabemos, desde el año pasado se han estado regularizando.

 

Para tener una mejor vista de ellos, un mejor control, se han estado haciendo presupuestarios, entonces entraron recursos del Fonden, se han registrado también recursos de un fideicomiso de Conacyt, y otros más", explicó Iván Cajeme Villarreal, titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP.

 

También se vieron mayores derechos, casi 28,000 mdp más a lo programado, por la actividad económica, e ingresos por colocación de bonos a mejor precio, detalló el funcionario.

 

El miércoles pasado, la SHCP publicó en el diario oficial un acuerdo para extinguir la reglas del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) , con el que oficializó su desaparición. Especialistas han advertido que este tipo de operaciones solo atiende las necesidades presupuestarias de corto plazo.

 

Lo que proponen es una reforma fiscal integral que también impulse la recuperación económica. En tanto, la recaudación de impuestos crece lentamente; lo obtenido frente a lo programado en ingresos tributarios fue 5,226 mdp mayor, y frente a lo recaudado en el primer semestre del año pasado el crecimiento fue apenas de 1.1% real.

 

De acuerdo con la SHCP el gasto directo de las dependencias federales aumentó en labores sociales, económicas y de gobierno en 88, 643 mdp respecto a lo programado. En el primer semestre, el gasto en protección social alcanzó 637,107 mdp, monto superior en 44% real al promedio para un primer semestre del periodo 2013-2018.

 

El gasto programable ascendió a 2.3 billones de pesos, cifra superior en 7.7% real anual respecto al periodo de enero a junio de 2020 y en 58,700 mdp respecto al monto previsto en el programa. El gasto en desarrollo económico fue mayor a lo programado en 91,500 mdp, lo que representó un crecimiento real de 14.5% respecto al primer semestre del año anterior.

 

Por su parte, el gasto en desarrollo social presentó un incremento real anual de 5.8% respecto al mismo período de 2020. El gasto en la función salud ascendió a 287,600 mdp, el monto más alto en términos reales de los últimos seis años, estimó Hacienda.

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario