Insabi adeuda dos mil 711 mdp a proveedores

Rebeca Marín

Al cierre del año pasado, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) tenía una deuda ligeramente superior a dos mil 711 millones de pesos con distintos laboratorios farmacéuticos y proveedores, de acuerdo con una auditoría independiente realizada por el despacho especializado Mazars. 

En el documento al que tuvo acceso El Sol de México, el auditor independiente detalla que esta deuda integra al menos a seis laboratorios especializados en el reparto de medicamentos al sector público federal, particularmente, al Insabi.

 

La auditoría señala que este monto indica "el registro simultáneo de activo y pasivo correspondiente a las erogaciones que al cierre del ejercicio quedaron contabilizadas pendientes de pago" y que fue informado el 18 de febrero de este año a la Dirección de Control del Ejercicio de Control Presupuestal, adscrita a la Dirección General de Programación y Presupuesto de la Secretaría de Salud.

 

El pago pendiente más abultado se centra en Laboratorios Pisa, una de las empresas más criticadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

En enero del año pasado, el mandatario dijo en su conferencia de prensa matutina que el desabasto de metrotexato, uno de los medicamentos esenciales para tratar el cáncer infantil, es causado por presiones Pisa, la única empresa en el país que puede abastecer este medicamento, ante las acciones que toma el gobierno federal para terminar con los monopolios en el suministro de medicinas al sector público.

 

"Lo que quiero es que se tome en cuenta que estamos ante una reacción -no estoy hablando de los padres y de los niños- de una mafia que existía y que se dedicaban a robar y se les acabó el negocio, y la reacción es la que estamos enfrentando", dijo el 23 de enero del año pasado, en relación a Pisa y el desabasto de metrotexato.

 

Un año y medio después, el presidente reconoció en otra conferencia matutina que en el país todavía hay desabasto de cuatro medicamentos para atender el cáncer, particularmente, el infantil.

 

Según el Informe de Auditoría Independiente Ejercicio 2020, el Insabi no ha pagado 347.8 millones de pesos a la empresa de Carlos Álvarez Bermejillo.

 

Pese a las críticas del presidente, el año pasado, laboratorios Pisa obtuvo más de 700 contratos por seis mil 768 millones de pesos de acuerdo con datos del portal Compranet.

 

En segundo lugar aparece el laboratorio Bruluagsa, al que el Insabi adeuda 151.7 millones de pesos. Esta empresa se especializa en medicamentos genéricos para combatir infecciones.

 

De acuerdo con el reporte de Mazars, la tercera farmacéutica a la que le debe más dinero es Psicofarma, especializada en medicamentos psiquiátricos, con un total de 119.4 millones de pesos.

 

La lista la complementan DI Medica, Wockhardt Farmacéutica, e incluso AstraZeneca, uno de los laboratorios que reparten la vacuna contra el Covid-19 en el país, todas con cuentas pendientes por más de 100 millones de pesos con el Insabi. El resto de la deuda, señala el reporte, es con otros proveedores, y asciende a mil 725 millones de pesos. 

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario