En el centro del país solo 2.5 millones de personas cuentan con trabajo y seguridad social

Rebeca Marín

En la zona centro de México hay más de 20 millones de personas económicamente activas, sólo 2 millones 526 mil personas (10%) tiene trabajo digno, es decir: empleos con salario suficiente para adquirir dos canastas básicas y acceso a la seguridad social, aseguró el Semáforo del Trabajo realizado por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, integrada por más de 60 organizaciones de la sociedad civil. 

En la presentación del semáforo para la zona centro del país, se informó que 9.3 millones trabajan en condiciones precarias. Sólo 2.5 millones de personas tienen trabajo con salario suficiente y seguridad social.

 

Se registran 6.5 millones desocupados o cautivos en el hogar en trabajo doméstico o cuidados.

 

En una conferencia de prensa, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza dio a conocer el Semáforo de Trabajo Digno realizado a partir del análisis de los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que levanta INEGI.

 

A nivel nacional, el trabajo digno sólo beneficia a 9 millones de personas, esto es: menos de la quinta parte de las personas ocupadas en México, mientras que 35.3 millones trabajan sin alcanzar un salario suficiente y/o ingresar a la seguridad social.

 

En tanto que 24.6 millones de personas quedan fuera del mercado laboral por desempleo o por estar impedidas de buscar trabajo remunerado por sus quehaceres de cuidados o del hogar, de esta última cifra, la gran mayoría son mujeres (95%).

 

La agrupación dijo que una fotografía similar se obtiene al analizar la situación laboral de cada una de las entidades de la República Mexicana.

 

Los resultados de los estados de: Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Tlaxcala.

 

Frente a la Pobreza construyó el semáforo de Trabajo Digno para visibilizar la situación que es insostenible si se aspira a tener una economía en crecimiento con un mercado interno sólido que reduzca la dependencia de las exportaciones, aumente la recaudación fiscal para que el Estado pueda financiar las transformaciones que se requieren.

 

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza pretende contribuir al debate nacional sobre la urgencia de poner los derechos laborales en el centro del modelo económico, a partir de un conjunto de propuestas escalonadas y de mediano y largo plazo.

 

La ruta parte del aumento al salario mínimo hasta fijarlo por arriba del costo de dos canastas básicas, con datos actuales, arriba de 7 mil pesos mensuales.

 

El círculo vicioso se inicia con la escasa capacidad del sistema para generar empleos formales con salario suficiente y seguridad social.

 

Sin contar a estudiantes, pensionados y personas con impedimentos graves, México tiene una población de casi 75 millones de personas en edad y condiciones de trabajar, pero solo están ocupados 50 millones. Cada año hay un déficit de cerca de 700 mil empleos.

 

Los salarios fueron frenados desde finales del siglo pasado, se permitió la subcontratación abusiva y el sindicalismo corrupto o de protección patronal y por la adopción de un esquema de seguridad social que encadena el acceso al derecho a la salud a las prestaciones laborales, encareciéndolas y excluyendo a la mayor parte de la población.

 

Recordó que la pandemia sólo agravó una situación que ya era insostenible. La pobreza en el país aumentó en 12 millones de personas; 3 millones más se quedaron sin empleo; 2.6 millones de personas quedaron desocupadas, y, entre los empleos perdidos, se perdieron 2. 3 millones de trabajos que tienen ingreso suficiente, salarios por arriba del costo de la canasta familiar.

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario