FMI insiste a países del G20 en aplicar el impuesto mínimo global

Rebeca Marín


El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó al Grupo de los Veinte (G20) a que en la reunión que tendrán los ministros de finanzas los próximos 9 y 10 de julio se apruebe el impuesto mínimo global, que previamente fue aceptado por 130 países.

 

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, aplaudió con gran satisfacción el histórico acuerdo alcanzado por 130 países en el contexto del Marco Inclusivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pues según este acuerdo, una tasa impositiva corporativa mínima ayudará a garantizar que las empresas altamente rentables paguen su parte justa en todas partes.

 

En un documento, señaló que la propia investigación del FMI ha dado cuenta que los regímenes de impuestos mínimos pueden ayudar a los países a preservar su base impositiva corporativa y movilizar ingresos, considera que esto es ahora más importante que nunca.

 

La directiva del FMI apuntó que décadas de competencia fiscal impulsaron una carrera hacia el fondo, privando a muchos países de los recursos necesarios para realizar inversiones vitales en salud, educación, infraestructura y políticas sociales, y las políticas fiscales se vieron sometidas a una mayor presión durante la pandemia, lo que dificulta la inversión en transformaciones ecológicas y digitales.

 

"Por lo tanto, vamos a aprovechar este momento crucial para construir un sistema fiscal internacional más eficaz y más justa que es apto para el siglo XXI", expresó.

 

Es de recordar que la semana pasada, la OCDE informó que 130 países, que representan 90 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial, acordaron implementar un impuesto mínimo global.

 

La OCDE señaló que el plan aprobado por 130 naciones, de 139, está orientado a reformar las regulaciones fiscales internacionales y garantizar que las empresas multinacionales paguen un porcentaje justo de impuestos dondequiera que operen.

 

La OCDE considera que esto proporcionará el apoyo necesario a los gobiernos que requieran recaudar los ingresos fiscales indispensables para sanear sus presupuestos y sus balances, y al mismo tiempo invertir en servicios públicos esenciales, en infraestructura y en medidas que contribuyan a optimizar la fuerza y la calidad de la recuperación posterior a la pandemia del covid-19.

 

Kristalina Georgieva reconoció que la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI, por su sigla en inglés), acordada por el G20 ha proporcionado un respiro fiscal para diversos países, pero dada la necesidad de proporcionar un alivio permanente, se debe hacer que el nuevo marco común sea plenamente operativo.

 

"Ahora necesitamos compromisos rápidos, en términos comparables, por parte de los acreedores privados", aseguró.

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario