Empresa gasera de EU inaugura planta en BSC

Rebeca Marín

La empresa New Fortress Energy Inc. (NFE), con sede en Nueva York, puso en marcha una terminal de gas natural licuado en el puerto de Pichilingue de este municipio, por lo que está lista para iniciar operaciones comerciales y abastecer el mercado local, en el que destaca como cliente la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

Durante el evento en el que estuvo presente el gobernador Carlos Mendoza Davis, el presidente de NFE, Wes Edens, dijo que "el abastecimiento de gas natural más asequible y de combustión más limpia es un hito importante para Baja California Sur".

 

Precisó que sus instalaciones permitirán a la CFE y a los clientes locales reducir las emisiones y ahorrar en costos, al cambiar combustibles con base en petróleo por gas natural.

 

La empresa explicó que la terminal localizada en el Puerto de Pichilingue, a 17 kilómetros de la ciudad de La Paz, cuenta con el sistema ISOFlex, patentado por NFE, que permite que con un colector especializado se transfiera el gas natural licuado desde grandes buques de transporte fondeados en alta mar a contenedores de almacenamiento tipo ISO ubicados en buques de servicio.

 

Estos contenedores de almacenamiento ISO se pueden descargar en puertos de contenedores y en camiones, lo que permite la reducción en tiempo, requisitos y costos de capital necesarios para el desarrollo de las terminales de NFE.

 

La empresa estima movilizar hasta 35 ISO contenedores por día, cada uno de los cuales tiene una capacidad de 10 mil galones de gas natural licuado.

 

Sam Abdalla, vicepresidente de Desarrollo de Proyecto de New Fortress Energy, dijo que están orgullosos de haber implementado el sistema ISOFlex, el primero en su tipo, en la terminal de Baja California Sur.

 

"Este es un gran logro para NFE y nos permitirá ofrecer infraestructura energética crítica y soluciones logísticas de forma mucho más rápida y económica", comentó.

 

Bajo los términos de un acuerdo firmado en marzo, NFE suministrará gas natural a las centrales de turbo gas de la CFE, a través de la terminal.

 

Además, NFE construye una planta generadora de energía a gas en la entidad con una capacidad de 135 megawatts (MW), la cual comenzaría a operar y suministrar energía a la red local a finales del actual trimestre.

 

Las operaciones de carga de los camiones de la terminal fueron diseñadas para el suministro de gas natural a hoteles y clientes industriales, por lo que se espera que en los próximos dos meses, los primeros clientes en Los Cabos inicien operaciones con este combustible.

 

El gobernador Carlos Mendoza dijo que "hoy se da un paso categórico, decisivo a favor del medio ambiente, de nuestra economía, de nuestra salud y del futuro de las próximas generaciones. Se pone en marcha la terminal de gas natural con la cual se revoluciona el tradicional sistema energético del estado".

 

Expresó que "abrir el estado a la generación y consumo de nuevas energías hace que a Baja California Sur la alcance ya el futuro prometedor que requería para ser una entidad sustentable".

 

Puntualizó que la introducción de gas natural en el mercado local ayudará a lograr una mayor eficiencia energética, ahorrar en costos y reducir emisiones a medida que desplaza a los combustibles fósiles.

 

También ofrece oportunidades para la creación de empleo, la formación de una mano de obra nueva y más especializada, el desarrollo económico y una mejor gestión medioambiental, aseveró.

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario