Gobierno de la CDMX niega represión contra alcaldes

Martín Aguilar

El secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, negó que haya algún tipo de represión en contra de las manifestaciones de ninguna fuerza política ni opositores, luego de que la alcaldesa electa de Álvaro Obregón, Lía Limón, recibió un golpe presuntamente por parte de un policía, cuando intentaba ingresar al Congreso local.

 

El funcionario capitalino aseguró que el gobierno local no fue quien inició la confrontación de esta mañana, entre los alcaldes electos y los policías que resguardaban el Congreso durante el inicio del último periodo extraordinario.

 

"No, el gobierno de la Ciudad de México respeta las manifestaciones de todo tipo y jamás agrediría a ningún manifestante de ninguna fuerza política, no hemos sido nosotros quienes hemos buscado la confrontación de esta mañana y creo que es un error de algunos alcaldes de oposición buscar la confrontación", dijo.


Batres afirmó que está abierto al diálogo y resaltó que ya se ha reunido con varios alcaldes y alcaldesas e incluso, ya se citó a todos para una nueva mesa de trabajo entre los ediles y la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, a partir del 2 de septiembre.

 

 "Las mesa de diálogo han estado abiertas todo el tiempo conmigo, ha habido diálogos con diversos alcaldes y alcaldes, han venido quienes han querido venir e incluso, quienes no han querido lo han hecho público, jamás ha habido decisión del gobierno de la ciudad de bloquear el diálogo.

 

"A partir del 2 de septiembre habrá reuniones con las alcaldías por parte de la jefa de Gobierno y un servidor, quien ha citado ya a los 16 alcaldes y alcaldesas", mencionó.

 

El secretario de Gobierno explicó que el cerco policiaco se instaló en las inmediaciones del Congreso local, con la finalidad de apoyar en temas de seguridad al organismo durante el inicio del periodo extraordinario.

 

Sin embargo, aseguró que "no hay ninguna orientación para detener el paso" y reiteró que el gobierno local no aprueba la idea de agredir a manifestantes.

 

"Se celebra un periodo extraordinario convocado con el consenso de todas la fuerzas políticas, no somos quienes van a dejar de cumplir con su obligación de apoyar a los poderes locales para que cumplan con sus responsabilidades.

 

"Hay que cotejar los hechos, pero de ninguna manera el gobierno de la ciudad estaría en la idea de agredir a ningún manifestante, nuestro respeto a todos los alcaldes y alcaldesas de todas las fuerzas políticas y a los manifestantes", afirmó.

 

Finalmente, hizo un llamado a los alcaldes electos a acercarse al gobierno capitalino para dar pie al diálogo y al "entendimiento".

 

"De ninguna manera, en esta ciudad no hay represión de ninguna forma, estamos abiertos al dialogo, al entendimiento", indicó.


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario