Por la llegada de nuevos accionistas a AHMSA, Ancira le puede hacer daño; O´Farril

Rebeca Marín

La llegada de nuevos accionistas a Altos Hornos de México (Ahmsa), la siderúrgica emblemática de la ciudad de Monclova, en Coahuila, y de la que depende gran parte de su economía, ha significado una complicada cadena de sucesos polémicos. 

En diciembre de 2020 se anunció que un grupo de inversionistas agrupados en la Alianza Minerometalúrgica Internacional (AMI), compraría 55 por ciento de las acciones de la familia Ancira Elizondo en Grupo Acerero del Norte (GAN), a su vez propietaria de la siderúrgica, y serían copropietarios de GAN junto con la familia del empresario Xavier Autrey, que posee 45 del porcentaje accionario.

 

En conferencia de prensa, el empresario Alonso Ancira, presidente del consejo de Ahmsa, dijo que tenía una orden de aprehensión por fraude, relacionado con la venta de la planta de fertilizantes Agronitrogenados a Pemex.

 

Mientras corrían dos plazos de 90 días para definir cómo se darían las condiciones del convenio y se formalizaba la operación en GAN y su forma de asociación con Ahmsa, Alonso Ancira fue detenido en España y posteriormente extraditado a México. Después fue liberado tras pactar una reparación de daños a Pemex por 216 millones de dólares. Un pago en plazos que se garantizaría con la puesta de las acciones de los Ancira en dos fideicomisos.

 

Pero el pasado 25 de agosto, Alonso Ancira mandó dos comunicados a la Bolsa Mexicana de Valores. Uno, en el que aseguraba que se garantizaban en tiempo y forma la reparación del daño a Pemex mediante los fideicomisos.

 

El otro avisando que por "diversas irregularidades legales e incumplimiento" dejaba de tener validez el acuerdo de venta de sus acciones. Un día después, la familia Autrey comunicó su apoyo a la alianza, que preside Antonio O'Farrill González y que estaba a favor de nuevos accionistas en Ahmsa, dijo Antonio O'Farrill, que dio su posición frente a la negativa de Ancira a continuar la venta de sus acciones.

 

No hay ninguna comunicación oficial, ni mucho menos una resolución de alguna autoridad que dé por terminado un contrato de compraventa que está debidamente firmado y en pleno ejercicio.

 

Dijo que se han reunido en el consejo de AMI, tratando de analizar por qué la postura del señor Ancira y no la entendemos.

 

Pienso que es una postura suicida, porque le puede hacer mucho daño a la empresa. De hecho, es tan relevante que ponen en riesgo a la empresa, y ayer (jueves) tuvimos necesidad de comunicar a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y a la Bolsa Mexicana de Valores.

 

Señaló que les interesa muchísimo que no se dañe más a la empresa, a Monclova. Una gran parte de la ciudad vive en Altos Hornos, del producto interno bruto de Coahuila, una parte muy importante es la aportación de Ahmsa. Nosotros queremos dar confianza, seguridad, tranquilidad, que no se tomen las cosas a la ligera y se hagan posicionamientos a través de la prensa. 

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario