Bares clandestinos ponen en jaque a vecinos de la Condesa

Martín Aguilar

Hace unas semanas, una denuncia vecinal sobre la problemática generada por la operación clandestina de antros y bares en la ciudad, genero inconformidad que despierta en la ciudadanía. Esta situación toma aún mayor gravedad cuando viene de la mano de actividades delictivas y se lleva a cabo en edificios en situación de riesgo de colapso como el Plaza Condesa. T

La situación es problemática, riesgosa y requiere atención inmediata. Cada vez surgen más comentarios de vecinos preocupados sobre actividad clandestina, el incremento en ciertos delitos y, en el caso de la Condesa, el riesgo de derrumbe de un inmueble gigantesco.

El Plaza tiene cuatro áreas: habitacional, comercial, oficinas y el foro donde se llevaban a cabo conciertos. De acuerdo con documentos oficiales, la sección de condominios presenta un nivel de inclinación peligroso. A su vez, el foro revela riesgo estructural y la posibilidad de colapso ante movimientos telúricos.

Desde hace años, el Instituto para la Seguridad de las Construcciones (ISC) catalogó el inmueble como de alto riesgo. Posteriormente, la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México (Gobierno CDMX) le asignó el nivel de alto riesgo de derrumbe y consideró que es necesaria su demolición.

El 24 de mayo de este año, el edificio fue clausurado por las autoridades, por lo que los locales fueron obligados a cerrar.

Sin embargo, existen videos donde se observa cómo personas entran y salen, incluso hay empleados que de forma recurrente surten el lugar con cajas de cerveza y bolsas de hielo. La dinámica parece ser la misma que en otros establecimientos clandestinos: al entrar la gente es detenida por cadeneros, pero entran y salen en grupos sin mayor complicación a la hora que sea.

El flujo constante de personas, el consumo de estupefacientes, así como una mayor percepción de inseguridad, son elementos retomados por vecinos y comentarios en redes sociales.

La información es consistente con las denuncias vecinales que señalan al Plaza como creciente foco de inseguridad. Este es un ejemplo del riesgo más extremo de la actividad clandestina, aunque la problemática se viva en toda la ciudad.

Es imperativo que las autoridades tomen acción inmediata para atender este riesgo y que la ciudadanía esté muy atenta a cualquier deterioro del inmueble y las dinámicas nocivas que emanan de su situación inhabitable.

Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario