La Barriada/Martín Aguilar/Y sigue la mata dando

Luego que aquí publicamos que la corrupción que impera en la Central de Abastos de la CDMX a cargo de Marcela Villegas Silva, que, a un año de ser nombrada como directora de la Central de Abastos más grande, por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, parecería que el puesto le quedó grande, porque además de que no resuelve los problemas más esenciales que padece el mercado, como es la inseguridad, la extorsión y el cobro de derecho de piso por parte de algunas organizaciones criminales. 


Si a esto se le puede añadir, que los contagios de Covid-19 se incrementaron entre los locatarios y clientes, que a diario recibe más de 50 mil, sin ninguna medida de sanidad, ya que según comentan los locatarios, ya no se les proporciona gel antibacterial a los asistentes, no hay ni siquiera la sana distancia por la cantidad de gente a diario circulan y sin mencionar que casi no cuentan con agua y el mal estado de los sanitarios, que están para llorar.

 

Y es que Villegas Silva y un sujeto de nombre Pedro Bello Aguilar, además de no resolver los problemas más comunes, los ocasiona que hasta dice que es dueña de todo lo que pertenece a la Central de Abastos, siendo que solo está de paso, amenaza a los locatarios, además de que ellos denuncian que son víctimas de las extorsiones de la directora, además de los criminales, ya que cuentan que, si no pagan sus cuotas a tiempo, son amenazados por Villegas Silva con contarles la luz y de no permitirles vender y hasta el cierre de sus locales en forma definitiva.

 

Lo mismo ocurre con los locatarios del Mercado de Jamaiquita, que cada vez que entra una nueva administración, en vez de ser escuchados, son amenazados de que los van a correr, porque pese a que desde 1985 cuando fueron reubicados a un lado de la Central de Abastos en Iztapalapa, que por decreto presidencial ya deberían de ser declarados como mercado público, pero han pasado más 40 años y siguen igual.

 

Ahora volvieron a tener un altercado con la gente de Villegas Silva, porque solo querían dialogar, ya que desde hace días le fue retirado la recolección de basura, cuando por ley debe ser proporcionado por la misma administración,, por lo que ellos tienen que pagar hasta cuatro mil pesos para que el camión les lleve la basura, de lo contrario se acumula y es un foco de infección para los mismos locatarios y asistentes y más que ahora la CDMX se encuentra en semáforo naranja, porque corren el riesgo de que se vuelvan a contagiar y algunos hasta morirse.

 

Hace unos días locatarios de Jamaiquita acudieron a la oficina de Villegas Silva para negociar sobre la recolección de basura y que les fueran a recogerlos en el tiradero que se encuentra al lado del mercado para que también estén incluidos, pero la directora los mando por un tubo y hasta les advirtió que deberían de abandonar sus locales para que la administración de la Ceda tome posesión de los mismos.

 

Por lo que los locatarios no se dejaron amedrentar por la Directora y funcionarios de la Ceda y hasta les tuvieron miedo porque están bien organizados, ya que advirtieron que acudirían a Jamaiquita para desalojarlos, pero viendo la organización con la que contaban los locatarios, funcionarios de tanto García Villegas desistieron de desalojarlos.

 

Un problema que persiste en el Mercado de Jamaiquita es la escasez de agua y Ni hablar de la inseguridad, tanto, clientes, participantes, y comerciantes, tenemos que invertir de nuestros propios recursos, en adoptar medidas preventivas de seguridad, ya que los robos en todas sus modalidades, es el pan de cada día.

 

Los secuestros, cobros de piso, extorsión, ventas de droga, bebidas embriagantes, prostitución, lejos de combatirla, pareciera que las autoridades, las protegen y promueven, ya que no existe programa u operativo alguno, por parte de la administración, para combatir dichos ilícitos.

 

Y la basura se les sigue acumulando y por más que paguen para que pase un camión y se los lleve, con un costo diario de 4 mil pesos diarios o 20 mil pesos a la semana, se les hace muy difícil pagar, cuando es obligación de la Ceda de que se las lleve y con lo único que se sostienen los locatarios para el mantenimiento del mercado es con el pago de los sanitarios, que pese a que siempre están limpios,  Villegas Silva ya los amenazó con retirarles la concesión y los torniquetes con los que cobran, porque el servicio debe de ser gratuitos, los locatarios ya le advirtieron que no se atreva a hacerlo, porque se va a topar con pared. 


Share on Google Plus

About .

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario